miércoles, 15 de junio de 2011

PEPE VARGAS O LA BALADA DE UN GATO MAULLADOR

Comparto con ustedes un artículo del poeta Wilmer Saldaña Huamán (Bambamarca)

Acercarse a la poesía de José Guillermo Vargas Rodríguez es emprender una aventura, una inmersión hacia lo repentino, hacia una súbita lluvia de imágenes que se suceden sin orden aparente, hacia una selva de sonidos que tratan de incrustarse para confluir en un piélago poético intensamente introspectivo y genuino.


Es incuestionable su propósito obstinado de ser otro, proyectarse, desasirse, huir de lo habitual, alejarse del verso asequible, de la metáfora adyacente procurando decir otra cosa, o decir lo mismo, pero decirlo diferente en un proceso de imágenes terminales, donde en un trance casi terapéutico – Pepe - ha suprimido el conmoverse de su cielo poético, él es feliz a la luz de la poesía, o mejor dicho ha desterrado los infinitivos y todas sus declinaciones, haciendo de lo singular el sustrato de su arte, aquel que prende distancias en el cristal imperecedero de su mirada ausente o agazapada tras el promotor cultural que no opaca sus dotes de gran poeta y mejor amigo.

Réquiem para un gato maullador y Balada para José Guillermo anclan en la retina del lector como verdaderas definiciones esenciales que pintan de cuerpo entero a Pepe y su arte, a veces endemoniado y otras tantas angelical, de él se puede esperar lo impredecible, pues su producción tan variada como su memoria confunde a los críticos y enanos de la luz como él los suele llamar.

Algo del gato se ha muerto conmigo…

En las fronteras

Pepe tiene más vidas que un gato, maúlla en todos los idiomas y hace su modorra en el regazo de cuanta musa enternece su locura.

Juntos entonaremos una balada para José Guillermo, pues no es para cansarse de cantar y contar los vagones en la estación de su más de medio siglo de POESÍA.

En una sociedad asesinada por el cáncer de olvido, la poesía de Pepe –en cierta medida ignorada por él mismo- provoca hurras y bravos vitales donde alguna vez hubo, a lo mucho, sólo suspiros de alivio al comprobar que los trovadores no habían manchado consumadamente los calzoncillos de la creatividad.

Justicieramente, la CADELPO Bambamarca y la Municipalidad Provincial de esta ciudad, le rindieron un multitudinario homenaje en setiembre del 2009, evento de poesía internacional que convocó a poetas, escritores, cantautores, pintores y personalidades de la cultura de 17 países de América y Europa. Salud y eterna vida Pepe Vargas.

3 comentarios:

TU GRANDECITO dijo...

Gracias por publicar este artículo, ojalá también subas lo del Benito Venao y aquel de Detrás del espejo roto. Sin duda nuestras voces s e están oyendo fuerte.

Inalda Peters dijo...

Amores da minha vida, que saudades, ao vê-los minha felicidade foi enorme, que belas fotos, que textos lindos, amo voces. E o PEPE que lindo no piano, quero um dia que ele toque uma bela canção só pra mim. ok!beijos amo-ossssssssssss. Inalda

Anónimo dijo...

Desde ecuador, Ma. Belén Muñoz!

Leo este blog y creo por un momento que no regresé...que me quedé en la selva calurosa y fresca de quien me entregó abrazos... ya lo dije, Perú movió mi corazón! hay alegrias marcadas en mi sonrisa y sólo prometo tras escuchar a mi corazón que volveré...Gracias Cesar por tu calidez y entrega, por tu amor a la poesía...por tu talento y tu carsima para hacer de esta latinoamerica una sola... Belén